HYLO-DUAL 2017-11-06T16:29:07+00:00

HYLO-DUAL® 
Para los síntomas oculares de la alergia

HYLO-DUAL® 

0.5 mg/mL de Hialuronato de Sodio y 20 mg/mL de Ectoína

Reduce y alivia los síntomas oculares de la alergia

Combinación perfecta para la alergia

La interacción de la ectoína y el hialuronato de sodio proporciona una lubricación intensa y duradera de la superficie ocular, y protege frente a la evaporación de las lágrimas.

HYLO-DUAL® alivia los síntomas típicos de prurito y ardor derivados de reacciones alérgicas debidas a factores ambientales, y reacciones inflamatorias.

Hylo-Dual® forma una película lubricante e hidratante, estable y de larga duración en la superficie ocular.

  • Hidrata el ojo seco
  • Reduce los síntomas de la alergia como el prurito y el ardor.
  • Reduce los síntomas de la inflamación.
  • Compatible con lentes de contacto.
  • Sin conservantes ni fosfatos.
  • Se puede aplicar hasta 6 meses después de su apertura.
  • 300 gotas garantizadas.
  • Se puede administrar en niños y en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

0.5 mg/mL de Hialuronato de Sodio y 20 mg/mL de Ectoína

Reduce y alivia los síntomas oculares de la alergia

Combinación perfecta para la alergia

La interacción de la ectoína y el hialuronato de sodio proporciona una lubricación intensa y duradera de la superficie ocular, y protege frente a la evaporación de las lágrimas.

HYLO-DUAL® alivia los síntomas típicos de prurito y ardor derivados de reacciones alérgicas debidas a factores ambientales, y reacciones inflamatorias.

Hylo-Dual® forma una película lubricante e hidratante, estable y de larga duración en la superficie ocular.

  • Hidrata el ojo seco
  • Reduce los síntomas de la alergia como el prurito y el ardor.
  • Reduce los síntomas de la inflamación.
  • Compatible con lentes de contacto.
  • Sin conservantes ni fosfatos.
  • Se puede aplicar hasta 6 meses después de su apertura.
  • 300 gotas garantizadas.
  • Se puede administrar en niños y en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Ácido hialurónico – Garantiza la óptima humectación

El ácido hialurónico es un mucopolisacárido presente en los ojo. Gracias a sus características especiales puede unirse a varias moléculas de agua presentes en la lágrima.

Las moléculas de ácido hialurónico se diferencian en función de la longitud de la cadena que lleva asociada. Las moléculas con cadena larga o de elevado peso molecular, retienen mayor número de moléculas de agua. A igual concentración de ácido hialurónico, el de mayor peso molecular es el que aporta más viscosidad. Además, posee una mayor capacidad de hidratación y un mayor tiempo de permanencia en la superficie ocular.

Sin conservantes en el patentado sistema COMOD®

Los conservantes son sustancias químicas utilizadas para garantizar la esterilidad del producto durante su tiempo de uso. Los conservantes son productos capaces de destruir o inhibir el crecimiento de microorganismos, y a pesar de su uso a concentraciones muy bajas, presentan toxicidad celular. En ocasiones, llegan a dañar las propias células de la superficie ocular, provocar inestabilidad en la película lagrimal, y reducir el tiempo de rotura de la lágrima. Este efecto es justo el contrario a el que se quiere conseguir con la aplicación de lágrimas artificiales.

Ectoína

La Ectoína es una sustancia natural obtenida de microorganismos que viven en entornos extremos. Estos microorganismos sintetizan una molécula llamada ectoína para protegerse de las condiciones ambientales extremas.

La ectoína aumenta la unión del agua a las células de la superficie ocular, y forma una barrera fisiológica en la conjuntiva que evita la entrada de sustancias potencialmente alergénicas. Al mismo tiempo, la ectoína estabiliza la capa lipídica de la película lagrimal, y protege de la excesiva evaporación de las lágrimas.

CONSEJOS  para prevenir los síntomas de la alergia ocular

Para prevenir los síntomas de la conjuntivitis alérgica, el mejor modo es minimizar o evitar el contacto con el alérgeno.

A continuación se ofrecen una serie de consejos para los pacientes con alergia ocular para mejor la sintomatología o evitar su aparición:

  • Determinar el tipo de alergia. Las más frecuentes en España son alergia a los ácaros, al polen (más comunes: ciprés, platanero, olivo y gramíneas) y al pelo de los animales. En el caso de alergias oculares, son especialmente frecuentes las debidas al polen.

  • Reducir al máximo el contacto con el alérgeno (permanecer en lugares cerrados, no abrir las ventanas de los automóviles y casas).

  • Uso de gafas solares para reducir la exposición. Especialmente las de diseño grande y envolvente.

  • Lavar las manos frecuentemente para evitar el contacto del alérgeno con el ojo al frotar estos con las manos.

  • Minimizar las actividades al aire libre.

  • Evitar estar en la calle a primera hora de la mañana así como a última hora de la tarde debido a que son las horas con máxima exposición al polen.

  • Uso de lágrimas artificiales con efecto protector para prevenir el contacto del alérgeno con la superficie ocular.