In-Macula 2017-11-07T10:24:49+00:00

iN-Mácula® 
Complemento alimenticio para ayudar a mantener el correcto funcionamiento ocular

IN-MÁCULA®

60 cápsulas

Complemento alimenticio para ayudar a mantener el correcto funcionamiento ocular

Complemento alimenticio a base de ácidos grasos Omega 3 (EPA y DHA), carotenoides (luteína y zeaxantina), vitaminas y oligoelementos.

Cumple con la composición cualitativa y cuantitativa de los estudios AREDS sobre Prevención de la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE).

60 cápsulas

Complemento alimenticio a base de ácidos grasos Omega 3 (EPA y DHA), carotenoides (luteína y zeaxantina), vitaminas y oligoelementos.

Cumple con la composición cualitativa y cuantitativa de los estudios AREDS sobre Prevención de la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE).

Componentes

Los componentes que contiene IN-Mácula® tienen las siguientes características:

  1. Ácidos grasos Omega 3 DHA y EPA: ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga. Ácidos esenciales para el buen funcionamiento del organismo. El ácido DHA contribuye al mantenimiento de la visión en condiciones normales. El efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria de 250 mg de DHA.
  2. Luteína y Zeaxantina: pigmentos pertenecientes al grupo de los carotenoides.
  3. Zinc y Cobre: el zinc contribuye al metabolismo normal de la Vitamina A y a mantener la visión en condiciones normales.
  4. Vitamina E: vitamina liposoluble que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.
  5. Vitamina C:
  6. Vitaminas del grupo B (B6, B9 y B12): las vitaminas B6 y B12 contribuyen al funcionamiento normal del sistema nervioso y la vitamina B9 al normal metabolismo de la homocisteína.

Consejos para prevenir y frenar la progresión de la DMAE

  • Realizar una dieta saludable, rica en sustancias antioxidantes (como vitamina C) y en ácidos grasos Omega 3 (EPA y DHA).

  • Ingesta de suplementos alimenticios ricos en aceites grasos Omega 3 (EPA y DHA), antioxidantes, vitaminas, minerales y carotenos.

  • Dejar de fumar. El tabaco incrementa considerablemente el riesgo a desarrollar DMAE.

  • Evitar la obesidad.

  • Presión arterial controlada. La hipertensión arterial, así como las enfermedades cardiovasculares son factores de riesgo.

  • Uso de gafas de protección solar. Las radiaciones solares incrementan el riesgo de aparición de DMAE.