Existen varias fórmulas para aliviar los síntomas y cuidar de nuestro equilibrio humectante ocular, entre ellos, colirios para hidratar los ojos y vitaminas para ojos secos.

 

Sobre vitaminas para ojos secos la vamos a tratar en esta publicación, analizando la importancia que tiene en la salud de nuestros ojos.

Importancia de las vitaminas para la salud de los ojos

 

Aunque ya hemos analizado las diferentes causas que dan lugar al síndrome del ojo seco, no hemos hecho el suficiente hincapié en la importancia de una adecuada ingesta de vitaminas en nuestra dieta para ayudar a preservar una buena salud ocular.

 

La vitamina A es fundamental para la vista y se encuentra en alimentos como la zanahoria, brócoli, col, hígado animal, melón, albaricoque, mango, huevos y algunos lácteos.

 

Cuando nuestra madre nos decía que la zanahoria era buena para la vista, se refería concretamente a la Vitamina A y la Rodopsina. Esta última es una proteína que nos ayuda a ver por la noche o en situaciones de poca luz, y evita enfermedades como la Retinosis Pigmentaria.

 

La vitamina A ayuda  a evitar la degeneración macular y las cataratas, así como para aumentar la visión nocturna.

 

La vitamina C sirve para proteger los ojos de la radiación ultravioleta y es un gran protector contra problemas de la retina y el cristalino.

 

Los alimentos ricos en vitamina C son los cítricos,kiwis, tomates, pimientos, espinacas y las guayabas.

 

En cuanto a la vitamina E, es beneficiosa para prevenir o retardar enfermedades como la DMAE o las cataratas, gracias a su poder antioxidante.

 

Los alimentos ricos en vitamina E son las almendras, cacahuetes, pimentón, pimienta, semillas de girasol, albaricoques, espinacas y pimientos, entre otros.

Influencia de la vitamina A en los ojos

 

Anteriormente, hemos analizado qué vitaminas tienen más importancia para la vista, así como los alimentos donde se pueden encontrar en mayor concentración.

 

Ahora veremos cómo influye la vitamina A en el funcionamiento de la vista, siendo la más importante de todas las nombradas anteriormente.

 

El ojo tiene que producir unos pigmentos para que las células imágenes receptoras de las retinas, puedan funcionar de manera correcta y así poder ver el espectro completo de la luz.

 

Cuando existe una deficiencia de Vitamina A, se detiene la producción de dichos pigmentos, provocando dificultad de visión nocturna que, en casos graves, acaba generando ceguera nocturna.

 

Además, el ojo requiere de la Vitamina A para nutrir sus elementos, entre ellos la córnea.

 

Sin un adecuado aporte de vitamina A, nuestros ojos no son capaces de generar la suficiente humedad para que se mantengan lubricados como es debido.

 

Cuanto más grave es la deficiencia de la vitamina A, la capa que cubre la parte blanca del ojo y que lo ayuda a lubricar, se va secando, llegando a producir úlceras corneales y en caso graves, pérdida de visión y ceguera.

 

Para paliar estos daños y evitar la sequedad de la conjuntiva ( capa que cubre el ojo para lubricar) es necesario un aporte de suficiente vitamina A. Si la dieta es insuficiente, se debe recurrir a los aportes vitamínicos, en tiempo y cantidad aconsejado por un médico especialista.

 

Para ayudar con esta sequedad existen productos específicos,  enriquecidos con vitamina A, como Vita-Pos, de Laboratorios BrillPharma.

Vita-Pos con vitamina A

 

Vita-Pos es una pomada hidratante nocturna de ojos secos. Este producto está enriquecido con vitamina A, no tiene conservantes ni agua.

 

La vitamina A es un elemento natural de la película lagrimal que ayuda a la diferenciación y regeneración celular del epitelio corneal. Además ejerce una actividad de secreción lagrimal, es decir, aumenta la producción de las glándulas lagrimales.

 

Su cuidadosa fórmula es aplicable a mujeres embarazadas, en períodos de lactancia y en niños.

 

La aplicación nocturna se debe a que la secreción de lágrimas disminuye durante la noche, así como su distribución ocular, debido a la ausencia de parpadeo que es el encargado de distribuir la humedad en el ojo.

 

Cuando el paciente presenta ojo seco esta situación se ve agravada y, en ocasiones, se produce la unión del párpado a la superficie ocular, por lo que siente una gran sensación de sequedad y quemazón al despertar del sueño nocturno.

 

Por ello, Vita-Pos mejora de manera evidente la película lagrimal, ofreciendo al mismo tiempo una protección de la superficie corneal. Está indicada en casos de sequedad ocular severas y post-cirugía.

 

La aplicación de Vita-Pos durante la noche provoca un fácil deslizamiento de los párpados sobre la superficie ocular, evitando y aliviando la sequedad ocular y la sensación de quemazón.

 

Es importante que la textura del producto sea en pomada sin agua, ya que de esta forma se fomentaría el crecimiento de microorganismos en los preparados.

 

En ausencia de agua, no hay riesgo de contaminación del preparado, siendo mucho más estéril.

 

La ausencia de conservantes también facilita la esterilidad del producto, ya que los conservantes presentan toxicidad celular, aún en bajas concentraciones. Esto puede desembocar en daños en las propias células de la superficie ocular.

 

Vita-Pos tiene un aporte extra de vitamina para los ojos secos, con una concentración de 250 U.I. de Retinol Palmitato o vitamina A.

 

Se puede seguir aplicando Vita-Pos hasta después de 6 meses abierto el envase, de esta manera se asegura un tratamiento duradero para paliar los efectos del síndrome del ojo seco.

Consideraciones finales

 

Las vitaminas son fundamentales para tener un equilibrio corporal y, en el caso que nos ocupa, ocular.

 

Una buena alimentación, nos debe proveer de los nutrientes necesarios para evitar la enfermedad del ojo seco.

 

En el caso de no existir una mejoría, hay que recurrir a los aportes extras de vitaminas para ojos secos, siempre bajo vigilancia de un especialista.

 

Para casos severos de ojos secos y en casos de post-cirugía, la Pomada Nocturna Vita-Pos aporta la lubricación necesaria, junto a la vitamina A, para ayudar a las glándulas lagrimales a generar lágrimas y humedecer el ojo de manera natural.

 

Teniendo en cuenta estos consejos, seguro que la mejoría del síndrome de ojos secos es más que notable, y con ella, el aumento de calidad de vida.